¿Tu mentalidad afecta tu productividad diaria?

¿Alguna vez te has sentido estancado en tu vida?

 

 

Es bien conocido que la mentalidad del emprendedor es una pieza clave para lograr el éxito. Pero, ¿qué hacer cuando las cosas no funcionan?

 

Puede ser que hayas experimentado ese sentimiento, quizás no, pero la realidada es que toda persona llegar a tener esas etapas en varios ámbitos de su vida, ya sea profesional o personal.

 

¡No te preocupes!

 

 

Recuerdo en una ocasión, entre tantos fracasos que he tenido en vida, que intenté un abrir una escuela de música sin mucha preparación, pero aún así deposité toda mi energía en el proyecto y no me ayudó a salvarme de la derrota.

 

Tenía que pasar por ese fracaso, era necesario para mi crecimiento.

 

Así fue como viví esa experiencia; sin embargo no mucha gente razona sus situaciones de la misma forma.

 

Tú eres quien decide si tus fracasos los tomas como aprendizaje o derrota. Aquí es donde parten los dos conceptos de los cuales trata este texto: Growth Mindset vs. Fixed Mindset. ¿Qué significa? y sobre todo, ¿cuál eres tú?

 

 

Business Mindset

 

 

Según el trabajo de la psicóloga de Stanford Carol Dweck, explica perfectamente estas dos mentalidades en su libro: Mindset: The New Psychology of Success.

 

Una mentalidad fija (Fixed Mindset) es cuando una persona supone que sus habilidades son determinadas desde su nacimiento, por ejemplo quien dice “Yo no soy bueno en las matemáticas” supone que nunca será bueno y se predispone a no hacer el esfuerzo.

 

Otro característica sería que este tipo de personas no toman riesgos ya que si está fuera de su área de conocimiento, consideran que no lo saben hacer.

 

En cambio, la mentalidad de crecimiento (growth mindset) busca las nuevas experiencias. Sabes que las derrotas son parte del aprendizaje y buscas retroalimentación para mejorar.

 

Regularmente las personas que saben que los triunfos se obtienen por medio del esfuerzo, la disciplina y dedicación, son aquellas que bajo sus propios méritos lograr sus objetivos y superan las expectativas con más frecuencia.

 

 

 

Considero que la mayoría de la gente tiene una combinación de ambas y la lucha siempre estará en qué hacer para seguir ganando experiencia y crecer.

 

En los negocios este concepto es muy importante ya que al iniciar tu proyecto, asumes que hay un riesgo y vacío de información el cual tienes que llenar con tu propio esfuerzo. En muchas ocasiones sin saber con claridad si lo que estás haciendo funcionará.

 

Es importante considerar que si quieres aprender alguna habilidad nueva, o mejorar las ya existentes, es cuestión de que inviertas el tiempo y la dedicación para aprender.

 

Ahora que ya sabes la diferencia, ¿qué tipo de mentalidad es la que tienes?

 

Escribe tus comentarios: ¿Quisieras modificar algunos de tus hábitos para lograr nuevos objetivos?

 

 

Autor:

Alán Miranda  Alan Miranda